El análisis FODA
20 diciembre, 2017
Cinco características de un emprendedor exitoso
20 diciembre, 2017

Ya tengo una idea de negocios ¿ahora qué hago?

Todos hemos tenido en algún momento el deseo de emprender, incluso puede ser que ya tengas en mente algunas ideas de negocio. ¡Felicitaciones! Un recorrido de mil kilómetros comienza siempre con el primer paso, pero seguramente te preguntaras: ¿ahora qué hago?

Tener una idea de negocios no basta. Para poder asegurar el éxito de tu emprendimiento tienes que validar que tu idea de negocios sea viable, lo cual quiere decir: que la puedas ejecutar, que resuelva un problema o una necesidad insatisfecha de un nicho de mercado y que adicionalmente las personas que componen ese nicho de mercado estén dispuestos a pagar por la solución que propones.

Expliquemos paso a paso el proceso de validación de tu idea de negocios:

Que tú idea sea ejecutable: Para validar que tu idea de negocios sea ejecutable tienes que considerar los recursos con los que cuentas para ponerla en marcha.  En primer lugar, ¿Tienes la experiencia, conocimientos, habilidades y talentos para ejecutar tu idea de negocios? Para poder ejecutar tu idea de negocios ¿necesitas contratar personal? Este tipo de personal ¿está disponible en el ámbito geográfico de tu proyecto? ¿Qué materias primas necesitas? ¿Necesitas invertir en maquinaria y equipos? ¿Qué recursos económicos necesitas para poner a andar tu negocio? Todas estas variables deben ser tomadas en cuenta para poder determinar si realmente esa idea que tienes en mente es ejecutable o no.

Tu idea de negocios debe resolver un problema o una necesidad insatisfecha de un nicho de mercado especifico. Para validar esto tienes que realizar un análisis del entorno, ¿Quiénes son tus clientes? ¿Qué necesidades tienen? ¿Qué problemas presentan actualmente para acceder a un bien o servicio? ¿Quiénes son los competidores?, realizando un análisis de estas variables puedes determinar si existe realmente una oportunidad de negocios o no. Si lo que ofreces nadie lo necesita tu idea de negocios es inviable.

Por último, una vez que ya hayas analizado los dos puntos anteriores, tienes que validar que la solución que le ofreces al mercado sea atractiva para los consumidores, es decir que realmente resuelva su problema o necesidad y que estén dispuestos a pagar por ello. Para eso tienes que salir a la calle y hablar con tus clientes potenciales, mostrarles un prototipo de tu bien o servicio para interactuar con consumidores reales y entender cuáles son los atributos que despiertan su entusiasmo.

Un buen comienzo para poder validar tu idea de negocios puede ser realizar un análisis FODA. En nuestro próximo post, te explicaremos de que se trata y como puedes aplicarlo a tu idea de emprendimiento.