Mejores y peores países para emprender
19 diciembre, 2017
Cinco alternativas para comenzar a emprender con poco dinero
20 diciembre, 2017

Cinco mitos sobre el emprendimiento

Alrededor del emprendimiento existen una serie de mitos que hacen que las personas tengan conceptos errados o falsas expectativas sobre el tema. Cinco de los mitos más comunes que hemos escuchado son los siguientes:

Los emprendedores nacen, no se hacen: Falso. Si bien es cierto que hay personas que nacen con talento para emprender, Ser emprendedor también requiere de una serie de conocimientos y habilidades que se van adquiriendo con el estudio y la práctica.

Para emprender se requiere mucho dinero: Falso. Como vimos anteriormente, hoy día hay cientos de opciones para conseguir capital y financiamiento. Además siempre se puede adaptar nuestro proyecto a los recursos que tengamos disponibles para comenzar.

El emprendimiento es para gente joven: Falso. A mi parecer, cualquier edad es buena para emprender. Ray Kroc creador de la idea de McDonald´s como franquicia abrió su primer restaurante en 1.955 a los 53 años de edad. Gordon Moore y Robert Noyce, fundadores de Intel, crearon la compañía a la edad de 40 y 41 años respectivamente y como estos a cientos de casos de personas que obtuvieron el éxito con sus negocios a una edad madura.

Si fracasamos todo está perdido: Falso. El fracaso es parte del proceso de emprendimiento. Fracasar nos permite aprender lecciones valiosísimas e ir ajustando nuestro modelo de negocio de acuerdo a las necesidades reales de nuestros consumidores. Bill Gates, Steve Jobs, Walt Disney, solo por nombrar algunos, pasaron por estrepitosos fracasos empresariales antes de alcanzar el éxito.

El éxito es cuestión de suerte: Falso. Si bien es cierto que la suerte ayuda, el éxito de un emprendedor se basa en el trabajo duro y en la perseverancia. Finalmente, nuestras propias experiencias acerca del tema son las que nos llevaran a evaluarlo desde una perspectiva personal y no a través de mitos y vivencias de otras personas. Lo importante es decidirse a dar el primer paso e iniciar con determinación.