Cinco mitos sobre el emprendimiento
20 diciembre, 2017
Life interrupted…como sobrellevar los tiempos de crisis
20 diciembre, 2017

Cinco alternativas para comenzar a emprender con poco dinero

Una de las principales excusas que escuchamos de la gente para posponer su emprendimiento es “no tengo suficiente dinero para comenzar” Sin embargo, existen una serie de alternativas para poder obtener capital y financiamiento que hacen posible emprender con pocos recursos. Lo importante es tener una buena idea de negocios y un modelo validado desde el punto de vista de mercado, operativo y financiero.

1. Familiares y amigos: Esta es la fuente de financiamiento inicial de la mayoría de los emprendedores, Comparte tu proyecto con familiares y amigos que te puedan apoyar, esto te permitirá no solamente obtener parte del capital inicial que necesitas si no que recibirás críticas sinceras y constructivas en las etapas iniciales de tu proyecto.

2. Crowdfunding: El “Crowdfunding” o “Fondeo Colectivo” es una alternativa que ha obtenido relevancia en los últimos años. Este esquema, muy utilizado en proyectos creativos, le permite a los emprendedores presentar su idea a una comunidad de inversionistas quienes realizan aportes que van desde unos pocos dólares hasta montos de más de seis cifras. La retribución que reciben por su inversión es muy variada, va desde  una mención honorifica como “mecenas del proyecto”, artículos promocionales, acceso exclusivo al lanzamiento del producto hasta una participación accionaria en el emprendimiento. Algunas páginas muy conocidas de Crowdfunding son Gofundme , lanzanos.com e Indiegogo.

3. Ángeles inversionistas: Los ángeles inversionistas son personas naturales, grupos o empresarios que invierten en negocios, que apoyan emprendimientos especiales, donde esperan obtener un retorno mayor al que se da en inversiones tradicionales. Para poder acceder a este tipo de financiamiento debes tener un plan de negocios ya validado y algo de tracción (resultados) que te permita demostrar que tu idea es económicamente viable. Dependiendo de la figura que se utilice para realizar la inversión puede ser que te soliciten ceder parte de la composición accionaria de la compañía e incluso que el fondo de inversión requiera participar en las decisiones importantes que se tomen para proteger su inversión.

4. Préstamos Bancarios: Los préstamos bancarios son otra alternativa para poder obtener financiamiento para tu emprendimiento, sin embargo debes tener en cuenta que lo más probable es que el banco te solicite garantizar con tu patrimonio personal el crédito que estas solicitando o conseguir fiadores o garantías reales (una hipoteca por ejemplo)  ya que al ser un emprendimiento,  los riesgos que toma la entidad financiera son altos.

5. Gana un concurso para emprendedores: En casi todos los países existen instituciones de carácter público y privado que promocionan el emprendimiento a través de convocatorias y concursos para emprendedores. La ventaja de participar en uno de estos programas es que además del capital semilla que muchos aportan como premio a los mejores emprendimientos , los emprendedores reciben sesiones de coaching y crean una red importante de contactos que les permitirá impulsar su idea de negocios

Como puedes ver, la falta de dinero no es una excusa para no emprender. Hay cientos de alternativas para poder poner en marcha tu idea de negocios, lo importante es que tengas una idea innovadora, escalable y económicamente viable, la manera de poder validar esto es realizando un plan de negocios.